Fumadoras Embarazadas

No importa qué tan avanzado esté tu embarazo, nunca es tarde para dejar de fumar.

Dejar de fumar al inicio del embarazo es lo mejor, pero dejar de fumar en cualquier momento tiene sus beneficios para ti y tu bebé. Una vez que dejas de fumar, le empiezan a pasar cosas muy buenas a tu bebé:

  • Dejando de fumar aumenta la cantidad de oxígeno que tu bebé recibe. Estarás ayudando a crecer a tu bebé.
  • Dejando de fumar aumenta las posibilidades de que los pulmones de tu bebé trabajen bien.
  • Dejando de fumar disminuye el riesgo de que tu bebé nazca antes de tiempo.
  • Dejando de fumar aumenta tus posibilidades de tener un bebé saludable con un peso normal.
  • Y aumenta las posibilidades de que tu bebé salga del hospital contigo para ir a casa.

Usar el Plan EX para dejar de fumar también hace grandes cosas por ti.

  • Tú tendrás más energía.
  • Dejando de fumar te ahorrará mucho dinero que podrías usar en otras cosas.
  • Dejando de fumar hará que tu ropa, tu cabello y tu hogar huelan mejor.
  • Tu comida te sabrá mejor.
  • Y quizás, lo mejor sea que, te sentirás muy bien de saber que estás haciendo algo muy importante por ti y por tu bebé.

Si estás preocupada por aumentar de peso, recuerda que subir unas libras durante el embarazo es normal. Lo cual hace que éste sea el mejor momento para dejar de fumar. El peso que ganas es muchas veces menos dañino que el riesgo que corren tú y tu bebé por fumar.

Dejar de fumar es igual de importante DESPUÉS de que tu bebé ya nació. Si te mantienes sin fumar, tu recién nacido tendrá menos riesgo de padecer congestiones de pecho, gripe, tos, infecciones de oído y problemas de asma. También disminuirás el riesgo de que padezca Síndrome de Muerte Infantil Repentina (SIDS, por sus siglas en inglés).

¿Por qué no registrarte hoy mismo para empezar a dejar de fumar pronto? Recuerda, el Plan EX puede ayudarte a mejorar la salud de dos personas — la tuya Y la de tu bebé.